lLa distancia en línea recta de Londres a Nueva York es de 5,578 kilómetros; en la actualidad,un avión comercial cubre esa ruta en casi ocho horas de vuelo, o más de cinco, con viento a favor, lo que ocurre en contadísimas ocasiones. El otrora supersónico Concorde hizo el trayecto en casi tres horas, a una velocidad de 2,000 km/h, en 1996. Recientemente, la firma inglesa Reaction Engines acaba de probar el motor de un cohete híbrido a velocidades simuladas de tres veces la velocidad del sonido, pero espera que sea capaz de alcanzar más de 6,000 km/h, con lo que podría cubrirse la ruta de Nueva York a Londres en menos de una hora. Su motor experimental Synergetic Air Breathing Rocket Engine (SABRE) puede adaptarse a grandes aviones para volar en la atmósfera terrestre, o bien, en el espacio exterior, para cohetes, gracias a un preen- friador que permite que las aeronaves viajen a alta velocidad sin que entre aire caliente que haga que el motor se derrita. Sin embargo, aún habrá que esperar algunos años para que esto sea posible en vuelos comerciales.

Gráfico:
JORGE DE LUNA

Diseño Web:
ENRIQUE PÉREZ PIÑA