El ser humano hizo historia el 20 de julio de 1969 al llegar por primera vez a la Luna en la misión Apolo 11.
El próximo viaje al satélite natural se acerca. En 2024, el Sistema de Lanzamiento Espacial (SLS en inglés) de la NASA será el responsable de lanzar a la Luna dos astronautas –por primera vez una mujer y nuevamente un hombre– a través del programa Artemisa. Este vehículo no sólo será capaz de enviar la nave Orion a la Luna, también de propulsarla en su viaje a Marte pues, con un costo superior a 18,000 millones de dólares, es el más potente jamás construido.
A finales de 2019, los ingenieros de la instalación de ensamblaje Michoud de la agencia en Nueva Orleans conectaron
la última de las cinco secciones de la etapa central del cohete.

Sistema de motores

Se usarán cuatro motores RS-25 para la primera misión del SLS, alimentados con hidrógeno y oxígeno líquidos. Estos motores proporcionan estabilidad y distribuyen las fuerzas de propulsión al cohete. Cada motor cuenta con su propio número. La NASA mantiene un historial de los motores que se utilizan en cada misión espacial.