La esperanza de vida va en aumento. En tres décadas, los mayores de 60 años seremos más de 2,000 millones. ¿Cuál es la mejor estrategia para proteger la salud humana?.

El envejecimiento es un tema de preocupación mundial. Entre 2015 y 2050 la población con más de 60 años pasará de 900 millones a 2,000 millones, lo que implica un aumento de 12 % a 22 %, según la Organización Mundial de la Salud (OMS). En su informe “Perspectivas de la población mundial 2019” pronostica que la esperanza de vida al nacer aumentará de 72.6 años en 2019 a 77.1 en 2050. Casi 13 años más que los 64.2 años establecidos en 1990.

Frente a este panorama, el santo grial de la medicina del futuro es encontrar la mejor estrategia para mejorar y proteger la salud humana durante todos los años de vida. Y las pistas comienzan a dibujarse.

Los ejes centrales de la medicina del futuro

Estos son los tres principales factores que pueden ayudar a conservar tu salud.
Da click en cada uno para ver más







El gerontólogo Aubrey de Grey lo tiene claro: nuestro cuerpo es como una máquina. Centrarse en su mantenimiento preventivo es importante para conservarlo de forma indefinida. Por ello, en más de una ocasión y en diferentes foros, el investigador ha propuesto enfocar los esfuerzos médicos a frenar el envejecimiento, en vez de buscar un remedio a cada enfermedad. Los especialistas perfilan que hacia allá avanza la medicina.

Carlos Mur, director general de Coordinación Sociosanitaria del Servicio Madrileño de Salud, afirma que las tres claves de la medicina del futuro son prevención, prevención y prevención. “La mayor revolución en la próxima década será la participación de los ciudadanos en su salud, mediante el autocuidado. Es algo que se logrará con la educación de la población, desde la edad escolar, para inculcarle hábitos saludables”, asegura.

La medicina personalizada –que considera que cada persona y su enfermedad son únicas– será uno de los grandes protagonistas de la sanidad en unos años. La firma de estadísticas Statista calcula que en 2022 el mercado mundial de medicamentos personalizados alcanzará los 2.7 mil millones de dólares.

¿Cómo funciona? Utiliza la información de genes, proteínas y su ambiente para prevenir, diagnosticar, tratar una enfermedad o predecir la respuesta del paciente a un fármaco, además de determinar las dosis que debe recibir, explica la asociación española de investigación médica Indacea.

Una de las mejores aliadas de la medicina personalizada es la medicina de precisión, que produce tratamientos diseñados según al análisis genético de la enfermedad. Por ejemplo, el genetista Manel Esteller investiga con fármacos epigenéticos para tratar la leucemia, la epilepsia o la demencia. Estos medicamentos van dirigidos a un gen y tienen la misión de borrar esa lesión.

Una línea de investigación de vanguardia es la medicina regenerativa, que se centra en la reprogramación celular. La fotofarmacología supondrá otro “paso de gigante en la medicina de precisión”. Otra propuesta más es la del Instituto de Ciencias del Cerebro Riken de Japón para tratar trastornos neurológicos mediante la inyección en el cerebro de nanopartículas especiales e inocuas que, cuando interactúan con la luz infrarroja desde el exterior, estimulan o bloquean neuronas específicas, según explican los investigadores en la revista Science.

Tendencia: Enfermeros a domicilio



En el futuro, los robots van a jugar un papel fundamental en el cuidado de los adultos mayores y de los enfermos.

Pharos

Es interactivo y acompaña a las personas para que realicen actividades físicas.

Fue diseñado por investigadores de la Universitat Politècnica de València, la de Alicante (ambas de España) y la Universidade do Minho (Portugal).

Zora

Fue creado por la empresa belga ZoraBots y cuesta 18,000 dólares.

Ha sido probado en el hospital Jouarre, de París, para dirigir sesiones de ejercicio, juegos y conversaciones con pacientes de la tercera edad que requieren atención las 24 horas del día.

Rassel

Fue creado por la Universitat Politècnica de València (España) y la Universidade do Minho (Portugal), con técnicas de inteligencia artificial y visión artificial, para interactuar con los pacientes, recordarles sus horarios de alimentación y toma de medicamentos.



ILUSTRACIONES: NELSON GONÇALVES

DISEÑO WEB: EVELYN AC