Misión:
alimento para astronautas

Carne de res, pasta de hígado y salsa de chocolate en tubos de aluminio. Esa fue la primera comida que se consumió en el espacio. Desde 1961, el desarrollo de la tecnología se ha centrado en hacer alimentos más apetitosos, inocuos y sobre todo nutritivos para la tripulación que puede elegir entre un menú de 200 opciones. El Laboratorio de Sistemas de Alimentos del Centro Espacial Johnson de la NASA, en Houston, es el responsable de probar, preparar y envasar la comida que llegará hasta la Estación Espacial Internacional. Procesos como la liofilización y la termoestabilización han sido esenciales para alcanzar un sistema alimentario que permita responder con éxito a la duración de las exploraciones espaciales.

Las tripulaciones también llevan alimentos en forma natural, como brownies y frutos secos. Éstos dependen de la reducción de agua para prevenir la actividad microbiana. Incluso viajan con frutas frescas, verduras y tortillas que tienen un periodo de vida corto, pero se proporcionan como apoyo psicológico.

TERMOESTABILIZADO

Este proceso consiste en calentar los alimentos hasta que se liberan de patógenos, microorganismos causantes del deterioro y la actividad enzimática. Una vez que pasó por altas temperaturas, la comida es colocada en latas o bolsas. Luego se procesan por calor con sobrepresión de vapor o de agua para eliminar el exceso de oxígeno.

IRRADIACIÓN

Este método no se usa para procesar alimentos comerciales. Implica el uso de rayos gamma, rayos X o electrones, pero no significa que sean radiactivos. Los alimentos a granel o envasados pasan a través de una cámara de radiación en una cinta transportadora. Así se controlan procesos como la maduración de frutas y verduras crudas. Es eficaz para inactivar la descomposición y bacterias como la salmonela.

REHIDRATABLE

Hay varias tecnologías que permiten el secado de alimentos. Algunas de estas tecnologías son el secado con calor, el osmótico o la congelación. Estos procesos reducen el agua de los alimentos, con el objetivo de impedir que los microorganismos prosperen. Antes de comer, la tripulación le agrega agua a estas comidas.

¿Y QUÉ TOMAN?

Las bebidas disponibles en la Estación Espacial Internacional son mezclas de bebidas liofilizadas (café o té) o bebidas saborizadas (limonada o bebida de naranja). Las mezclas de las bebidas se preparan y se sellan al vacío dentro de un bolsa. En el caso de café o té se puede añadir azúcar o leche en polvo.



FUENTES: NASA, Agencia de Protección Ambiental de Estados Unidos y Centro Espacial Johnson.

DISEÑO WEB: Evelyn Alcántara