Innovadores

2020

Distintos sectores, diferentes perfiles profesionales y múltiples perspectivas, pero todos tienen proyectos y cualidades para prosperar en el futuro. van más allá de crear, transforman industrias y traspasan fronteras.

Textos:
Liliana Corona, Montserrat Valle,
Selene Mazón y Alejandro Maciel



Transformarse, ser ágiles, pensar distinto. El camino hacia la nueva normalidad comienza a demandar habilidades que serán útiles y funcionarán en el corto y largo plazo


Hay quienes en este punto comienzan a descubrirlas. Pero otros ya llevan un camino andado y los Innovadores 2020 son una muestra de ello.

Desde distintos sectores, perfiles profesionales y perspectivas han aprendido a desarrollar cualidades para sobrevivir y no sólo eso, también para prosperar en el futuro: rompen esquemas, cuestionan lo establecido, proponen, examinan el entorno, se adaptan y traspasan fronteras. Al final, innovan y dejan su sello.

Son 19 proyectos los que forman parte de la primera generación de esta edición especial, que busca identificar, reconocer y difundir los casos de mexicanos innovadores que, a través de la ciencia, los emprendimientos y los proyectos sociales, tienen la capacidad de resolver problemas, satisfacer necesidades, transformar vidas y mejorar el mundo. En total, Tec Review recibió 146 postulaciones, casi 20 % asociadas a los sectores fintech, medio ambiente y educación.

Todas las candidaturas pasaron por un comité editorial que seleccionó a un grupo de finalistas que, posteriormente, hicieron presentaciones individuales frente a un panel de jueces. El jurado consideró diferentes criterios para una de las cada categorías: Transformación Social, Investigaciones de Alto Impacto y Emprendimiento.

Para el primer grupo, los aspectos a evaluar fueron resultados, relevancia y viabilidad. Para el segundo, rigor científico, madurez comercial y relevancia. Para el tercero, liderazgo, escalabilidad y resultados. En todas, el factor innovación fue determinante. Porque esa seguirá siendo una habilidad fundamental para el entorno post Covid-19.


CATEGORÍAS


PROYECTOS DE TRANSFORMACIÓN SOCIAL


INVESTIGACIONES DE ALTO IMPACTO


EMPRENDIMIENTO


CATEGORÍA


TRANSFORMACIÓN SOCIAL

CAMILO PAGÉS Y
ALEX EATON,

cofundadores de
Sistema.bio

SISTEMA.BIO

Biodigestores fuera de México


SECTOR: AGRICULTURA


El biodigestor tubular instalado en una pequeña productora en Michoacán lo impactó. Aunque estaba construido de forma artesanal con materiales de la zona, Alexander Eaton sabía la utilidad que representaba para el agricultor. Así que el emprendedor estadounidense decidió llevar la idea al siguiente nivel.


“Alex y yo empezamos ensamblando los sistemas en el garage, parece cliché pero así fue. hoy ya tenemos una fábrica en toluca y de ahí distribuimos al mundo”


Con su socio Camilo Pagés, fundó en 2010 Sistema.bio, una empresa social que a través de un sistema innovador convierte desechos fecales en biogás limpio e inoloro. Además, produce un fertilizante orgánico que aumenta la productividad y reduce las emisiones de carbono.

“En México, la tecnología era desconocida, se conocía a nivel industrial, pero a pequeña escala no”, recuerda Pagés. “Por años estuvimos picando piedra, sensibilizando y educando al mercado, definiendo el modelo”. Decidieron enfocarse en los pequeños productores agropecuarios para abatir los problemas de la pobreza, seguridad alimentaria y cambio climático, dando acceso a la tecnología de biodigestión, entrenamiento y financiamiento para ser más productivos, eficientes y sostenibles.

Siete años después, los emprendedores abieron su primera oficina fuera de México: en Nicaragua para dar servicio a Centroamérica. Luego aterrizaron en Colombia, para atender Sudamérica y de ahí saltaron a Kenia, para enfocarse en el bloque este de Africa. Hoy, el 85 % de su mercado está dividido en Kenia e india. Y México ya representa menos del 6 %.

Han instalado más de 12,000 biodigestores, tratado casi 12 millones de toneladas de desperdicio orgánico, dejado de emitir más de 160,000 toneladas de gases de efecto invernadero y producido cerca de 40 millones de metros cúbicos de biogás al año. El impacto, destaca Pagés, es amplio: alcanza a casi 75,000 usuarios. Y van por más. “Este año nuestro plan es instalar 7,000”.


DUOLINGO

Idiomas para millones


SECTOR: EDUCACIÓN


Antes de cumplir 32 años, Luis von Ahn ya había vendido dos proyectos a Google: el juego ESP Game y Recaptcha, el sistema para detectar si el usuario de internet es un humano o un bot.

El emprendedor guatemalteco afirma que mucho de su éxito se debe a que aprendió inglés cuando era niño. Por ello, decidió dedicarse a mejorar la educación y a permitirle a la gente acceder a más oportunidades a través del aprendizaje gratuito.

LUIS VON AHN,
CEO y cofundador de
Duolingo

En 2011 fundó Duolingo, la app gratis que enseña idiomas y que hoy cuenta con 300 millones de usuarios a escala mundial. En México, la cifra supera los 20 millones de alumnos. La startup –valuada en 1,500 millones de dólares– ofrece más de 100 cursos en 28 idiomas y tiene un equipo que supera los 200 empleados.

El siguiente paso de Von Ahn: crear otras apps para continuar con su misión de fomentar la educación, una de ellas para que los niños aprendan a leer.


IOT COOLER

Manejo con cuidado


SECTOR: SALUD


Pasar medicamentos líquidos en un aeropuerto no es fácil. Miguel Sámano lo ha comprobado: su hija necesita vacunarse cada tercer día y esto era un problema cuando salían de viaje.

“En los filtros de seguridad de los aeropuertos nos obligaban a tirar el hielo o, incluso, las vacunas. Y cada que su tratamiento llegaba de Francia o la Ciudad de México no tenía el mismo efecto porque no se cuidaba su cadena de frío”, dice el emprendedor sinaloense.

Para resolver el reto, él y su equipo de la compañía Dogo Informatique crearon en 2018 IoT Cooler, hielera que asegura la temperatura por más de siete días y cuenta con tecnología GPS.

MIGUEL SÁMANO,
fundador de
Iot Cooler

“Tuvimos que hacer una hielera que cuando la pasaran por los escáneres en el aeropuerto no se bloqueara la imagen del contenido y lo logramos. Después desarrollamos un módem que no afectara las frecuencias de navegación de los aviones e incorporamos un altímetro para que cuando llegara a los 10,000 pies de altura se desactivara, pero el sensor de la temperatura siguiera encendido”, indica.

Farmacéuticas, gobiernos y organismos internacionales, como la Organización Mundial de la Salud, han comprado hieleras o están en proceso de hacerlo. Para Sámano, la innovación cambia el paradigma del transporte de productos biológicos y órganos humanos.


WER MÉXICO

Robótica = oportunidades


SECTOR: EDUCACIÓN


En 2015, los hermanos Gilberto y José Andrés Pineda Alanís tuvieron la idea de llevar concursos de robótica a estudiantes de escasos recursos. Así podrían ampliar el panorama de miles de mexicanos e incentivarlos a continuar sus estudios, posiblemente cursando una ingeniería.

GILBERTO PINEDA,
CEO de
WER México

Su proyecto, WER México, es un torneo de robótica educativa para estudiantes de primaria, secundaria y preparatoria. Debido a que este segmento de la población muchas veces no cuenta con computadoras en casa, realizan alianzas con escuelas para utilizar los equipos de cómputo de cada plantel y que los alumnos puedan adquirir conocimientos básicos para programar y participar en los concursos.

El primer encuentro convocó a cuatro equipos, que recibieron el apoyo para ir a la final mundial de robótica en China. Para 2019, ya eran 780 equipos, 2,340 estudiantes y fue el primer año en que un equipo de México obtuvo el primer lugar de su categoría a nivel mundial, por encima de 300 equipos de más de 20 países.

“Decenas y cientos de alumnos que han participado en WER México se han dado cuenta que esto les abre puertas para una beca y estudiar una carrera universitaria, y así ser la primera generación de su familia en estudiar una carrera”, dice José Andrés.


LENTES PARA TODOS

Ver por el bien común


SECTOR: SALUD


Como deportista de alto rendimiento, Frédéric Boulay sabe que la vista sana es fundamental en el desarrollo de las personas.

De origen francés y nacionalizado mexicano, Boulay dejó su carrera como ejecutivo de empresas como Danone y Yoplait por el altruismo. Hoy es el fundador y presidente de la Fundación Vivir con Salud, además de liderar el proyecto social Lentes para Todos.

Boulay busca subsanar uno de los problemas más comunes en México. “Hay 38 millones de mexicanos que necesitan lentes por deficiencia visual y no pueden pagar el precio de óptica por ellos. Los niños no pueden estudiar bien y los adultos no pueden tener un buen desempeño o un trabajo bien remunerado”, asegura.

Gracias a diferentes alianzas, el emprendimiento ofrece lentes a un costo de 160 pesos, cuota de recuperación simbólica que le ha permitido llegar a 255,000 personas en tres años y medio. “Es mucho o poco, según lo comparamos con los 38 millones que necesitan lentes”, dice Boulay. La meta de Lentes para Todos es atender a por lo menos un millón de pacientes en los próximos cinco años.

FRÉDÉRIC BOULAY,
socio fundador de
Lentes para Todos

iLAB

Una fábrica de startups


SECTOR: EDUCACIÓN


Malos salarios, migración, trabajos con pocas oportunidades de crecimiento, una economía deprimida. Siempre que Víctor Moctezuma volvía a Xalapa, Veracruz, encontraba la misma estampa. “No había avance”, recuerda. ¿Cómo ayudar a mejorar las condiciones de la ciudad?

Cursó un programa en el Instituto Tecnológico de Massachusetts sobre cómo crear una región de emprendimiento y, en 2014, instaló un hub de innovación en Xalapa. Por él han pasado más de 95,000 graduados de comunidades vulnerables que han creado modelos de utilidad, patentes o tecnologías en programas de trabajo de tres meses.

“No es el perfil tradicional del emprendedor”, describe Moctezuma, quien estudió Administración de Empresas en el Tec de Monterrey. “Los que entran al programa de iLab están becados”.

Para el fundador, el principal valor del programa del hub –que se financia con eventos y desarrollo de programas educativos para otras instituciones– es que se genera un efecto multiplicador. Pues los egresados crean hasta tres empresas, les enseñan a sus familias el proceso, contagian a su comunidad y ayudan a democratizar los medios para crear innovación.

“Le cambiamos el chip a la gente”, afirma. “Hicimos una encuesta con apoyo del Banco Mundial y descubrimos que cada graduado enseña lo que aprendió a, por lo menos, tres o cinco personas. Eso es lo más importante, se hace una bola de nieve”.



“Me decían: ‘salte de aquí y ponte a enseñarles computación e inglés’. lo que se necesita es gente que sepa construir”


VÍCTOR MOCTEZUMA,
fundador de
iLAB



FOTO: DIEGO ALVAREZ, HIRAM GUTIÉRREZ Y ESPECIAL

DISEÑO WEB: EVELYN AC