Advertencia contra las vacunas: “Son una estafa, una estafa contra un pueblo, contra los niños, contra los jóvenes, contra los adultos, contra los ancianos, contra la humanidad”. Ésta es una de las opiniones que se pueden leer en Facebook y que se manifiestan en contra de estas sustancias; su autor, además, afirma que es la industria petroquímica farmacéutica quien las fabrica. Otro mensaje en Twitter asegura que si una persona recibe cinco vacunaciones de gripe a lo largo de su vida, el riesgo de padecer Alzheimer aumenta 600 %, debido al contenido de aluminio de la vacuna.

En realidad, no son dos, sino miles de voces alrededor del mundo que claman por que dejemos de vacunarnos. Es tal la euforia antivacunas que existen, incluso, casos de personas que han decidido no vacunar a sus hijos y tampoco a sus mascotas. En Reino Unido, la fundación People’s Dispensary for Sick Animals informa que 25 % de los perros –2.2 millones– no han sido vacunados y el riesgo es que reaparezcan enfermedades que están controladas, como la rabia.

Además, los grupos antivacunas relacionan las vacunas con el autismo, específicamente con la triple viral (sarampión, paperas y rubéola). Pero ésa es una idea falsa que surgió de un estudio publicado en 1998 por la revista británica Lancet. El periodista Brian Deer reveló que Andrew Wakefield –uno de los autores del artículo– tenía conflictos de interés no declarados y manipuló evidencia. En 2010, el estudio fue retirado de la revista. “No hay ninguna prueba –subraya la Organización Mundial de la Salud (OMS)– de la existencia de una relación entre la vacuna triple vírica y el autismo o los trastornos del espectro autista”.

169 millones de niños

169

millones de niños

en el mundo no recibieron la primera dosis de vacuna contra el sarampión, entre 2010 y 2017 (UNICEF).

26 enfermedades

26

enfermedades

Las vacunas pueden protegernos de más de una veintena de enfermedades: OMS.